0 %

Lo sentimos, actualmente no hay resultados disponibles.

Proyectos

Noticias

Publicaciones recientes

Vídeos

Oficinas

Carretera Jinvali-Larsi

Georgia

Localizado en un corredor de paso entre Europa y Asia, Georgia tiene el potencial de conectar varios países en la región con la Economía Global, dando continuidad a las rutas del Mar Negro en los principales puertos del mismo, como Poti, Sokhumi y Batumi, así como desde la Federación de Rusia y Turquía. Consciente de la situación, el Gobierno de Georgia ha iniciado una serie de proyectos de infraestructura para mejorar las condiciones del transporte terrestre, con el apoyo de socios internacionales para su desarrollo.

Mejora de la red viaria en el Cáucaso

El Proyecto del Corredor Norte-Sur es un proyecto estratégico alineado con el esfuerzo del Gobierno por transformar Georgia en un centro de transporte y logística para el comercio entre Asia Central y el Lejano Oriente, por un lado, y Turquía y Europa por el otro. Conectarse a los principales puntos de cruce de la frontera se está convirtiendo en una parte crítica para mejorar su papel como país de tránsito a lo largo de la Ruta de la Seda.

La antigua carretera militar de Georgia se ha convertido en un eje de tráfico clave en la región del Cáucaso. La discontinuidad del tráfico es un impedimento importante para satisfacer la creciente demanda de transporte en el Corredor Norte-Sur y aprovechar el potencial turístico de la región (como la estación de esquí de Gudauri, el Parque Nacional de Kazbegi, etc.). El Corredor Norte-Sur es un salvavidas para las actividades económicas de Georgia y Armenia, al ser el único acceso terrestre a la Federación Rusa desde estos países. Además, una vez mejorada la infraestructura, será una alternativa importante para el tráfico entre Rusia y Turquía o Azerbaiyán.

Las condiciones a lo largo de los más de 110 km de carretera de alta montaña que unen actualmente las localidades de Jinvali y Larsi hicieron albergar dudas sobre la viabilidad técnica del proyecto. El objetivo era ambicioso: conseguir una mejora sustancial de las prestaciones de la infraestructura, de forma que fuera posible mantenerla abierta al tráfico de manera permanente, y protegida frente a la inestabilidad del terreno y a las extremas condiciones meteorológicas. En la actualidad, esto último obliga a cortar el paso muchos días durante el invierno, debido a las nevadas.

Los estudios de pre-factibilidad y de factibilidad desarrollados por IDOM han demostrado la viabilidad de la inversión, además de definir las líneas generales de la actuación, todo ello de acuerdo con los técnicos del Departamento de Carreteras de Georgia y con las instituciones financiadoras involucradas (World Bank, Asian Development Bank y European Bank for Reconstruction and Development).

La solución diseñada en la fase de ingeniería de detalle, para el tramo central, Kvesheti-Kobi, reduce la longitud del recorrido de 35 km a 22 km, y el tiempo de viaje de una hora a, aproximadamente, 20 minutos, mejorando sustancialmente las condiciones de seguridad vial durante su explotación. Para conseguirlo, la futura carretera incluirá varios viaductos y túneles, destacando un puente arco de 432 m de longitud total y una luz de 285 m sobre el valle de Khada.

En el punto más alto del trazado (3.300 m), bajo el monte Sadzele, se construirá un túnel con una longitud de 9 km, el cual se excavará mediante una tuneladora TBM de casi 15 m de diámetro. El diseño de este túnel de gran longitud comprende tanto la obra civil como las instalaciones de seguridad, de acuerdo a los estándares europeos.

Sistemas de transporte

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin

CLIENTE:
Ministry of Regional Development and Infrastructure of Georgia

ALCANCE:
Estudio de Viabilidad e Ingeniería de Detalle

  • Viaducto_Georgia_IDOM2
  • Viaducto_Georgia_IDOM1-min